La demanda de electricidad cae en toda Europa con la paralización de la actividad por el coronavirus

(E&MA) La demanda eléctrica cae en toda Europa. El motivo, como se podía esperar, es la paralización de la producción en fábricas y el cierre de las oficinas para contener la propagación del coronavirus.

Las fábricas, grandes consumidoras de electricidad, han tenido que paralizar su actividad, mientras que los negocios han cerrado sus oficinas para garantizar las medidas de distancia social y contener la propagación del coronavirus. Con todo, las compañías de distribución de electricidad aseguran que están en disposición de garantizar el suministro mientras dure esta crisis.

España no es una excepción. Tras el decreto del estado de alarma y el cierre de los comercios, la demanda eléctrica era un 10% inferior este miércoles respecto a los niveles de hace una semana, según Red Eléctrica.

Italia fue el primer país en paralizar su actividad económica y el primero en el que el consumo energético descendió de forma rápida. Según informó Bloomberg, el pico de demanda eléctrica cayó un 16% este miércoles respecto a hace dos semanas según el operador de la red, Terna.

La demanda eléctrica desciende también en Francia y Reino Unido.  Alemania, no obstante, se mantiene como la excepción.La demanda industrial representa aún el 40% de la producción de energía ya que todavía no se han cerrado las fábricas de las principales compañías industriales.

BUSINESSINSIDER

Please follow and like us: