Proyecto que perfecciona ley de concesiones de energía de geotermia pasó al Senado

(CHILE) Luego de que fuera aprobada por la Cámara de Diputadas y Diputados, la iniciativa fue enviada a segundo trámite, excluye del sistema concesional las actividades geotérmicas que usen el calor de la tierra entre los cero y 400 metros de profundidad.

En condiciones de pasar a su segundo trámite al Senado quedó el proyecto que perfecciona la Ley de concesiones de energía geotérmica, para el desarrollo de proyectos de aprovechamiento somero, luego de que la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobara la propuesta, tanto en general como en particular.

La iniciativa, presentada a la Sala por medio de los informes de las comisiones de Minería y Energía, y de Hacienda, rendidas por Carlos Kuschel (RN) y Alexis Sepúlveda (PR), respectivamente, fue abordada en dos votaciones: una para tratar las normas generales, que se aprobaron por 131 votos favorables y 5 abstenciones; y otra para tratar las normas de quórum, que se ratificaron por 125 votos a favor y once abstenciones.

El perfeccionamiento a la ley pasa por excluir del sistema concesional las actividades geotérmicas que usen el calor de la tierra entre los cero y 400 metros de profundidad. Además, se establece que las actividades que usen el calor de la tierra a más de 400 metros de profundidad deben ingresar al sistema concesional.

Independiente de lo anterior, todas las actividades que usen el calor de la tierra a más de 90 °C deben ingresar al sistema concesional.

Asimismo, se crea un Registro Nacional de Aprovechamientos Someros. En él se inscribirán las actividades de aprovechamiento someros de energía geotérmica, que será administrado por el Ministerio de Energía. Un reglamento definirá los antecedentes y requisitos que serán aplicables para la inscripción en el Registro. La inscripción de estos aprovechamientos someros no les asigna ni las obligaciones ni los derechos generales establecidos en la ley de concesiones de energía geotérmica.

La iniciativa propone la elaboración de un Reglamento de Seguridad de Actividades Geotérmicas, que tendrá por objeto la prevención y control de los riesgos sobre la vida, salud y seguridad de las personas; el resguardo de la sustentabilidad del recurso geotérmico; y la protección de las instalaciones e infraestructura, el que incluso será aplicable a todo tipo de actividades geotérmicas.

El proyecto también perfecciona lo relativo a la fiscalización, toda vez que en la ley vigente es el Ministerio de Energía quien posee una triple función: elaborar la normativa, administrar la ley y fiscalizar. Por ello, se entrega a la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC), las facultades de fiscalización y supervisión de la ley y sus reglamentos.

En la misma perspectiva, se modifica el régimen de multas por incumplimientos al procedimiento de la SEC.

Normas

Otros perfeccionamientos administrativos que se introducen consisten en que el catastro de concesiones y solicitudes estará a cargo del Ministerio de Energía, quien será el encargado de administrar la ley. Además, en la actualidad es quien mantiene y publica el catastro más actualizado, de carácter mensual.

También se elimina un recurso de reclamación especial presente en la ley y se promueve la aplicación del régimen general de reclamaciones de la Ley de Bases de Procedimientos Administrativos.

Por último, entre otras materias, se restringen los derechos con respecto a las “aguas alumbradas”; y se regula la convivencia entre concesión geotérmica y proyectos de aprovechamiento somero.

Conforme a los datos aportados por el informe de productividad que acompaña al proyecto de ley, en Chile existen 38 empresas que prestan servicios asociados a los aprovechamientos someros o usos directos, concentradas principalmente en la región Metropolitana.

Se plantea que los beneficiarios directos del desarrollo del mercado serían los sectores industriales, residencial y construcción. Además, existe un importante potencial de rentabilidad en la industria vitivinícola, piscifactorías, granjas de cerdos, hoteles, redes de calefacción distrital y hospitales.

Finalmente, se estima que las modificaciones propuestas permitirán el crecimiento de actividades geotérmicas de baja entalpía, favoreciendo a hogares, pequeñas industrias y otras edificaciones, ya que con las condiciones actuales se ve limitado el desarrollo de estos proyectos.

Cabe recordar que la energía geotérmica es renovable y se obtiene mediante el aprovechamiento del calor natural de la tierra. En ella se aprovechan dos fenómenos: uno, que consiste en anomalías termales, las cuales se dan en ciertas zonas donde el magma está cerca de la superficie, lo que pueden producir reservorios geotérmicos; y, el otro, es la inercia térmica natural de la tierra, ya que a solo 20 metros de profundidad la temperatura de la tierra es prácticamente constante.

REVISTA EI 

Please follow and like us: