Subsidio al diésel frena la incursión de la energía solar en Ecuador

(MUNDO) Depender menos del diésel, una fuente no renovable, requiere migrar hacia alternativas como la energía solar. Empresas como Energy Efficiency Service Proveder (LESP), de EE.UU., miran hacia Ecuador por el potencial del sector agropecuario que demanda procesos menos contaminantes.

El interés de las empresas que proveen alternativas solares es mayor desde inicios de este año, luego de que el Gobierno eliminó en parte el subsidio al diésel. Esto ha permitido también que los bananeros analicen formas de riego que no dependan de los combustibles fósiles.

Iván Flor, presidente de LESP, recorrió bananeras y camaroneras en su reciente visita al país para evaluar la instalación de sistemas que funcionan con energía solar.

La electricidad generada con la fuerza de los ríos no es la única solución, dice. “Extender y mantener miles de líneas de regeneración, transmisión y distribución que se necesitarían para alcanzar decenas de miles de sistemas de generación de energía (ubicados en zonas rurales) que actualmente utilizan diésel para riego y bombeo del líquido conlleva un alto costo”, indica.

En Ecuador hay 5.000 bananeras con dos sistemas de bombeo en promedio cada una. “Estas ahorrarán con las soluciones únicas y probadas a nivel mundial de bombeo solar”. Con la subida del precio del diésel, los hacendados al sentir el golpe reducen el bombeo, lo que afecta el crecimiento de la fruta.

El costo anual por operar un sistema de bombeo de diésel (en una bananera de 40-50 hectáreas que riega con bombas tipo cañón que generan alta presión) es de $ 67.000, dice Flor. “Este tipo de soluciones solares de bombeo se pagan gracias a los ahorros en dejar de usar diésel, en un rango de los cuatro años”, asegura.

El tiempo de recuperación de la inversión dependerá del tipo de riego, la superficie y la cantidad de agua que se requiere. Hay casos en los que la inversión se puede recuperar, incluso en un año y medio. Los equipos tienen un promedio de 30 años de vida útil, por lo que tras pagar el financiamiento no se cancela por el servicio.

Según cálculos de LESP, el ahorro por año solo en el sector bananero por dejar de usar diésel es de aproximadamente $ 430 millones. “La productividad y competitividad del país se beneficiaría de inmediato, si la Ley Orgánica de Eficiencia Energética está dirigida desde un principio a ayudar a reducir los tiempos de recuperación de la inversión para obtener las soluciones solares de generación de energía”, concluye.

¿Qué tan importante es la investigación para concretar la migración hacia fuentes de energías alternativas como la solar en el sector agropecuario?

María Fernanda Calderón, docente investigadora de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), responde que representa «una piedra miliar en la identificación de fuentes de energía alternativas a fin de garantizar una eficiencia energética a través del uso de tecnologías limpias frente al uso de energías fósiles (que se derivan del petróleo, carbón o gas natural)».

EL UNIVERSO 

Please follow and like us:

Deja un comentario