Skip to content
Puedes contactarnos al : feedback@felval.cl

Línea de transmisión Cardones-Polpaico sufriría nuevo retraso en su operación

(CHILE) InterChile mantiene dificultades para trabajar en la zona de La Dormida, que la aplazaría por algunos meses más.

El próximo lunes se cumple el plazo autoimpuesto por la empresa InterChile, filial de la colombiana ISA, para dar término a la construcción de la línea de transmisión de energía Cardones-Polpaico, que une las regiones de Atacama y Metropolitana. Esto luego del retraso informado por la propia compañía en diciembre pasado, misma ocasión en la que dieron a conocer que la operación del tendido se iniciaría el próximo 8 de marzo.

Sin embargo, a solo cuatro días de que se cumplan los tiempos, fuentes de la industria apuntan a que mañana viernes la empresa presentará nuevamente una postergación de las fechas anunciadas.

Y es que a pesar de que el proyecto tiene avances en las obras del 99%, aún restan algunas torres en el sector de La Dormida, en Olmué, donde las comunidades han dificultado el ingreso de trabajadores a la zona donde se deben instalar los equipos.

Estas dificultades han obligado a la firma a realizar gran parte de los traslados de material y personal a través de helicópteros, lo que también ha sido rechazado por habitantes de esa zona de la Región de Valparaíso.

Todo esto se suma al recurso presentado por Comunidad Agrícola La Dormida, documento que fue acogido por parte del Tribunal Ambiental de Santiago a comienzos de este mes. En él dejó sin efecto la resolución del director ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), que a su vez había declarado inadmisible el requerimiento de invalidación en contra de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que aprobó el proyecto de transmisión eléctrica.

Con todo, en la industria se da por hecho que el proyecto sufrirá una nueva postergación. Fuentes ligadas a la generación de energía apuntan a que el período de construcción podría terminar recién entre los meses de junio y julio, considerando además la incertidumbre que existe en torno a la acción del Tribunal Ambiental, ya que obliga al SEA a iniciar o admitir el procedimiento de invalidación por la iniciativa valorada en unos US$ 1.100 millones.

Consultada, desde la empresa no quisieron entregar mayores detalles al respecto, mientras que -por lo menos hasta ahora- ni el Ministerio de Energía como tampoco el Coordinador Eléctrico Nacional han recibido nuevas actualizaciones de parte de la compañía en cuanto a la fecha de puesta en marcha de las obras.

EL MERCURIO

Deja una respuesta